Jóvenes de Paillaco hermosearon fachada de Escuela Rural Eduvigis Schulz de Möhr

Por DAEM Paillaco, 21 de septiembre de 2018

Con una entretenida tarde recreativa, que culminó con la creación colectiva de un mural en la fachada del establecimiento, el Voluntariado Interescolar del Liceo Rodulfo Amando Philippi intervino por primera vez en la Escuela Rural Eduvigis Schulz de Möhr, en Paillaco.

El encargado del Programa de Formación Ciudadana Javier Callis dio a conocer que se trata del segundo voluntariado del año, y quinta intervención en el Microcentro.

“El espíritu del voluntariado, es acercar las realidades de la enseñanza media urbana con la realidad de las escuelas rurales unidocentes. En esta oportunidad, el trabajo voluntario tuvo como objetivo hermosear la fachada de la Escuela Eduvigis Schulz de Mohr, lugar al que asistieron 10 jóvenes y el profesor encargado del Programa de Formación Ciudadana del Liceo, Christian Delgado” explicó el profesional.

Callis agregó que el diseño original del mural estuvo a cargo del estudiante del Cuarto medio A, Felipe Vidal.

“Por lo general, los grupos que han intervenido las escuelas rurales están conformados por entre 10 o 20 estudiantes, dependiendo de la capacidad y las necesidades de la escuela. Contemplamos para el mes de octubre la última intervención del año sea en la Escuela Rural La Peña, esperamos que esa instancia sea tan enriquecedora como la que vivimos en el Fundo”, sostuvo.

IMPACTO COMUNITARIO 

Por su parte, la encargada de la escuela, Marión Acuña, agradeció el interés y compromiso de los estudiantes del Liceo en el trabajo voluntario.

“Fue una experiencia maravillosa que no sólo causó impacto entre los miembros de nuestra comunidad, sino que de los habitantes del Fundo Eduvigis. Como nuestra escuela queda en un sector muy alejado no habíamos tenido nunca la posibilidad de recibir una colaboración como ésta, estamos muy agradecidos y felices por la nueva cara de nuestro establecimiento”, indicó

Asimismo, la docente valoró el intercambio de experiencias vivido entre niños, niñas y jóvenes.

“Mis alumnos quedaron asombrados del resultado del mural y no sabían cómo agradecer esta intervención. Fue muy bonito todo lo que surgió en esta visita, ya que espontáneamente los estudiantes conversaron, cantaron y bailaron; fue una experiencia muy enriquecedora para todos, ojala los jóvenes puedan volver pronto”, puntualizó.